Cielo negro

Meditación 

Transpersonal

Cierre los párpados y dando media vuelta a su mundo interior intente encontrar al perceptor del "yo". Ya en su propio mundo mental note como percibe pensamiento tras pensamiento. Ahora, intente observar desapasionadamente tras su hombro y hacia atrás. Note si existe un perceptor anterior a usted mismo. No sienta temor por el inmenso océano de silencio que pueda encontrar, ni por la ausencia de límites que pueda percibir. Cuando logre esto, apreciará que ondea en un ilimitado e inconmensurable mar de conciencia viva asociada a no-algo. Este no-algo fluye por doquier y lo sitúa en "ningún lugar", pero además, no existe lugar alguno donde usted no esté. Esta extraña pero maravillosa experiencia le hará entender que usted realmente es participe de la continuidad y estabilidad eterna de no-algo. Notará la simplicidad de que usted es no-dual. Pero en cambio, mientras se sitúe bajo la perspectiva mental, para poder asegurar su propia existencia no tendrá más que la asumida aparente necesidad de creer en la continua y estable sensación de existencia de un "yo", que en el fondo, no tiene más realidad que la de cualquier ente percibido durante el sueño.

-Sesha -

Nos reunimos cada jueves a las 20:30 en ARA sala de meditació (y también de manera virtual por zoom) para practicar juntos en silencio.

Respirar, observar, escuchar...

Compartimos... "eso".

IMPRESCINDIBLE RESERVAR PLAZA